Y por fín hemos llegado...

Y aquí iniciamos nuestra andadura!

Madre mía! ¿Quién me iba a decir a mi que por fin llegaría este día?

Un año desde que decidí que esta página web saldría adelante, y aquí estamos por fin!

Y mirando hacia atrás, ¿que es lo que hay?

Pues hay un año de lucha… porque las personas en las que confías no siempre responden, por ejemplo… ¿Sabéis que esta pagina se comenzó a hacer en Julio de 2019? Más que un embarazo! Resultó que la persona elegida para hacerla no estuvo a la altura, y después de perder un montón de meses dándole un voto de confianza (os hablo de mas de medio año, paciencia no me ha faltado…), tuve que darle un giro a todo y buscar gente seria y formal que se comprometió conmigo para que este proyecto pudiera continuar y salir adelante.

Ocuparme en solitario de mi hija, a pesar de todo nuestro mutuo amor, hay que reconocer que no facilita mucho el trabajo diario… Intentar compaginar ambas cosas, más todo el resto de las cosas de la vida diaria como facturas, bancos, casa, averías, papeleos, errores propios y ajenos, y un largo etcétera me hacen sentir como si intentara hacer malabares con más pelotas de las que pueden manejar mis manos, y muchos días, acaban saliendo todas disparadas en diferentes direcciones...

Que más nos ha pasado? Estamos atravesando una pandemia mundial… 2020 sera tristemente recordado por todas esas personas que se quedaron en el camino, por como nos cambió la vida durante todas esas semanas de confinamiento, por la crisis económica subyacente, por todos esos niños y niñas privados de esa libertad de correr y jugar libres, que es lo que les toca.

Esta situación nos llega de repente en la recta final de la elaboración de la página web, generando muchas dudas en mi… La gran pregunta: ¿Voy a salir al mercado en un momento de crisis económica a nivel mundial? ¿Pero a donde vas, so loca???

Pero no hay marcha atrás. Ni plan B. Y cuando estas en esta situación… pues sigues andando hacia adelante… Con miedo, claro, pero sabiendo que con lo cabezota que es una, muy mal se me tiene que dar para que no funcione. Sabiendo además, que las cosas funcionan con amor; amor por el trabajo, por hacer las cosas bien, amor por dar un buen servicio… Con cada uno de los pedidos que envío, va un poquito de amor… Nadie es “una venta mas”, nadie es “un número”.

Además tengo una gran ventaja , que es ser mi propia jefa; esto significa que seré autocrítica hasta la saciedad, pero que a la vez, siempre estaré de acuerdo conmigo misma en mis decisiones. No hay mal que por bien no venga!

Pues este es el primer post de mi blog… y espero que el primero de muchos.

En los siguientes intentaré centrarme un poco más en lo que será mi trabajo, que seguro que os interesa mucho más.

Pero necesitaba, que este primer post, en estos tiempos convulsos que nos han tocado fuera así, muy personal, para que dentro de muchos, muchos años, poder echar la vista atrás y recordar exactamente que era lo que vivía y sentía exactamente en el momento en el que se alumbraba Princess Courts.

Share this post

Comments (0)

No comments at this moment