Así, a toro pasado, os voy a hablar de mi primer gran mercado navideño, que ha sido el de las Navidades 2019/2020.

Mira que estoy acostumbrada a hacer pequeños mercados, yo creo que empece allá por el año 2012, pero esto lo supero todo…

Un mes entero, del 5 de Diciembre al 5 de Enero, que estuvimos Agu la Jabonera y yo en nuestra pequeña casetita de madera instalada en el Muelle de Ripa en Bilbao.

A punto estuve de no ir, por eso de la conciliación laboral-familiar; no me parecía muy viable estar mañana y tarde allí sin poder atender a mi niña… Pero cuando Agurtzane y sus maravillosos jabones naturales se animaron a compartir espacio conmigo y con mis telas, y por ende, también a repartir el tiempo de trabajo, todo empezó a tomar forma.

En mi caso, aunque la web aun no estaba activa, yo tenía comprada ya gran parte del material… Eso supuso el éxodo masivo de metros y metros de telas, cientos de pares de calcetines, carpetas con transfers, cajas con parches,… y su posterior ubicación en los 3 metros cuadrados de caseta que me correspondían. Acompañado esto por el hecho de que la caseta era monísima, pero con una entrada por delante que nos quitaba algo mas de medio metro de mostrador.

Por suerte, a ingeniosas poca gente nos gana y nosotras ya habíamos planificado montarnos nuestro mostrador en forma de U a base de mesitas de camping con sus mantelitos navideños y todo. ¿Que implicaba esto? Que para acceder al interior había que arrastrarse bajo la mesa, cual gatitas entrando en su gatera… (Sean todas bienvenidas al festival del humor!)

La fase de acondicionamiento fue cuando menos laboriosa, por decirlo de una manera suave… Pero conseguimos llegar a la apertura con dignidad y mucha elegancia, como cuando vas andando te tropiezas y te caes, y te levantas a toda velocidad y sigues tu marcha sin mirar hacia los lados, con la esperanza de que nadie te haya visto hacer el ridículo….

Fue un mes de muchísimo trabajo en horas y en esfuerzo. Con algunos contras, como que era la primera vez que se organizaba el Mercado en el Muelle de Ripa, y aunque se publicitó, mucha gente no sabia de nuestra existencia, o que desde el puente que baja al Arenal apenas se nos veía porque estábamos escondidas detrás de un gigante y maravilloso tobogán de hielo.

Y entre los pros… El más importante, vuestra respuesta a los productos. Ojo, no hablo solo de ventas, que también! Me refiero a vuestras caras cuando de repente veíais en un espacio tan reducido un montón de rollos de telas tan especiales, tan diferentes, tan exquisitas…. Expresiones como: “Oooohhh, mira, parece una tiendita de telas de las antiguas!!!”, “Yo había dejado de coser porque no encontraba telas diferentes, pero ahora puedo volver!”, “En serio??? Tríos de calcetines desparejados???” Me lo pasé taaan bieeen….

Fue la primera salida a la luz de Princess Courts, y nunca pararé de agradeceros vuestra calurosa acogida.

Share this post

Comments (0)

No comments at this moment